C.D. ALGETEÑO     www.algeteño.com
SALIR --->
Volver a Inicio Volver a Inicio
COMO CUIDAR MIS
BOTAS DE FUTBOL
1. Nunca te quites unas botas sin desatar los cordones. Afloja los cordones, no fuerces el talón para quitártelas.
2. Elimina la suciedad, tierra, hierba o cualquier partícula superficial golpeando las botas una contra la otra. Suavemente. Después cepíllalas con cariño, con un cepillo firme. No uses un cepillo de alambre, usa uno de materiales naturales.
3. Pasa un paño húmedo sobre las botas, para eliminar la suciedad más pequeña. Sin ningún tipo de jabón o mezcla, solo agua: natural, transparente, incolora.
4. Truco. Si has jugado con la botas en un terreno mojado, usa un viejo cepillo de dientes para eliminar esa suciedad que se queda adherida en muescas o costuras.
5. Cuando no las uses, rellena las botas con papel de periódico, esto ayudará a mantener la forma y absorberá humedad que quede en la bota por el juego o por las condiciones atmosféricas. Si las has mojado mucho, cambia el periódico cada día.
6. Seca siempre las botas de forma natural, nada de secadores,  radiadores u otras fuentes de calor que puedan dañarlas. Si secas las botas con calor no natural corres el riesgo de que estas se agarroten y los materiales adhesivos usados en su fabricación pueden estropearse. Unas botas rígidas tienen más posibilidades de romperse y se convierten en un arma débil.
7. De vez en cuando da grasa a los tacos, también vale vaselina. Esto evita que los tacos se oxiden si son recambiables, y previene que la tierra se pegue a los tacos.
8. Si las botas son de cuero, púlelas de vez en cuando para evitar que se deteriore el color y se pierda.
9. Después de pulirlas, debes pasar un aceite por la bota para conservarla mejor. Aceite natural. Esto hace que la bota mantenga su resistencia al agua y la piel flexible.
10. Si cambias o limpias los tacos, añade un poco de lubricante en la rosca para evitar la oxidación por culpa de la humedad.

Truco: puede usar aceites especiales para botas, o  aceite de oliva (en pequeña cantidad). Incluso las cremas corporales o para manos, ayudan a mantener la piel de las botas.

Precaución: para las botas de material sintético nada de aceites.

Ajusta los tacos a la bota, pero no demasiado fuerte. El exceso de lubricante hace que se reduzca la fricción y que el taco no se apriete correctamente.